Blog febrero 22, 2015

Abuela cristiana deber hacer las flores en boda gay o perderlo todo




   Un juez en el estado de Washington determino que una florista cristiana de 70 años  había violado las leyes estatales de anti discriminación cuando se rehusó a hacer los arreglos florales para un matrimonio homosexual.


   Barronel Stunzman ha estado en el negocio de las flores por más de 40 años. Tiene su pequeño negocio llamado Arlene’sFlowers. El hombre que la esta demandando ha sido cliente de muchos años y han tenido una buena relación en ese tiempo. Cuando él fue a solicitar sus servicios la respuesta de Barronel fue con amor pero igualmente basada en convicción:

“Puse mi mano en la suya y dije ‘lo siento Rob, no puedo hacer tu matrimonio por mi relación con Jesucristo’ después hablamos un poco sobre su mama y nos abrazamos y se fue.”

Poco después de esa conversación recibió un aviso que estaba siendo demandada por la pareja homosexual acusada de discriminación. Con el veredicto del juez hallándola culpable está enfrentando una situación bien compleja. Después de las multas y los costos legales “me quedare sin nada” dijo Stunztman.


   Algo que Albert Mohler notó al comentar sobre esta situación fue que cada día la libertad religiosa en los Estados Unidos está disipando y está siendo reducido a solamente el derecho a tener reuniones religiosas. Es totalmente absurdo proteger el derecho a tener reuniones religiosas y penalizar a aquellos que viven su vida en acuerdo con sus convicciones religiosas. En esencia están diciendo pueden tener su ritual el día domingo pero no pueden dejar que esas creencias dicten su comportamiento el día lunes.

   Como cristianos no podemos adoptar esa postura ya que la escritura claramente nos enseña en que todo lo que hacemos debe ser para la gloria de Dios[i]y cuando hemos sido transformados por el Espíritu Santo nuestras vidas no pueden seguir igual ya que si es genuina esa transformación se extiende mucho más allá que simplemente dos horas el día domingo.


   Esta Abuelita en Washington se enfrenta a perder su casa, su negocio, sus ahorros, todo por la vanidad y egoísmo de dos hombres que quieren violar la ley de Dios y obligar al resto a celebrar su rebelión contra el Creador. Esto nos muestra que vivimos en un mundo que al parecer moralmente esta al revés. En nombre del amor dejan a una persona sin nada, en nombre de la dignidad humana dejan a una abuelita en la calle pero las buenas noticias para esta mujer es que no está sola.

   Dios nunca nos prometió que nuestra relación con Jesús significaría el fin de nuestros problemas. De hecho nos dice que los que padecen de persecución por su nombre son benditos.[ii]De una forma u otra todos los que quieren seguir a Cristo se enfrentaran a persecución.[iii]Eso no justifica lo que están haciendo esta pareja homosexual, debemos seguir luchando contra esa injusticia y testificar que sus obras son malas.[iv]Pero a veces llega el día donde no veremos justicia a corto plazo y simplemente debemos enfrentar el costo de seguir a Cristo.

   Oremos por esta Abuela en Washington, y pidamos a Dios que nos dé a nosotros también la perseverancia para enfrentar persecución y deshonra por la causa de Cristo con la misma actitud que tenían los recipientes de la carta a los Hebreos…


Unas veces se vieron expuestos públicamente al insulto y a la persecución…y cuando a ustedes les confiscaron sus bienes,  lo aceptaron con alegría,  conscientes de que tenían un patrimonio mejor y más permanente.

(Heb 10:33-34 NVI)



[i] 1 Corintios 10:31
[ii]Mateo 5:10-12
[iii]2 Timoteo 3:12
[iv]Juan 7:7

Comments

comments

You Might Also Like

Leave a Reply