Blog julio 24, 2019

Debatiendo Premilenialismo, Posmilenialism, el Rapto, y las cosas finales

 

*esta es un intercambio reciente entre Nathan y Joel sobre el tema del rapto, el milenio, y sus diferentes interpretaciones en cuanto a la escatologia (Premilenial en el caso de Joel y Posmilenial en el caso de Nathan. pueden ver el post original aqui)

Joel Torres

21 de julio a las 19:17 ·

¿No hay arrebatamiento? ¿No es una enseñanza bíblica? La teología del reemplazo reformada no solo ha hecho daño a la iglesia minando la interpretación sana del AT, sino, además, y producto del mismo problema, ha negado una de las enseñanzas más claras del NT. El arrebatamiento pretribucional. Por supuesto, si se espiritualiza la profecía, el resultado cormobilísitico es no solo la espiritualización del arrebatamiento, sino también, la tergiversación que hace el NT y en especial Pablo, del día de YHVH y “nuestra reunión con él.” Sin embargo, la negación de las Escrituras no ha sido algo nuevo, el mismo Pablo advirtió a los tesalonicenses a no dejarse engañar fácilmente del modo de pensar escatológico que él mismo les enseñó (2 Tes. 2:2). Así que, no se confunda, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera la de un teólogo, en el sentido de que el “día del Señor”, esto es, el día de YHVH ya es. Cuestión que los tesalonicenses pensaban estaban ya experimentando. Aquí, una aclaración notable del Pastor Macarthur al respecto.

 

Nathan Anderson Si alguien puede encontrar un rapto secreto y siete años de tribulacion en 1 Tes 4:13-18 entonces realmente nose que decir.

En cuanto a Macarthur su argumentacion asume tantas cosas que no tienen defensa Biblica y son facilmente refutadas, supongo que solo seria convincente para personas que asumen gran parte de su sistema de interpretacion como punto de partida. En un punto hasta dice algo como “bueno si el arrebatamiento es en la segunda venida entonces quien va poblar la tierra en el Milenio? tendriamos que ser Amilenialistas”. Con eso demuestra la incoherencia de su propia postura.

Joel Torres Bueno Nathan, seguramente estás al tanto que el día de YHVH, es un antecedente que Pablo tiene en mente cuando clarifica las cuestiones del arrebatamiento, y eso es lo que dice el post arriba claramente. Pero por supuesto, tu no escribes desde la neutralidad, porque crees que el día de YHVH con la tribulación ocurrió el 70 d.C., y tienes un problema extra, porque después de la gran tribulación de aquellos días dice el propio Señor, él va aparecer en las nubes, ¿apareció el Señor el 70? Esto, para mí, es lo que no tiene defensa bíblica o más bien, consistencia hermenéutica. Por otro lado, la mención que haces de MacArthur, no es en sí el argumento, sino más bien, las implicancias de una interpretación errada al respecto de hecho, menciona otra implicancia que es bastante graciosa, por lo menos, pues: ¿Cuál es el sentido que tiene el arrebatamiento en la segunda venida? Lo más probable van a chocar entre los que suban y los que bajen. Lo cual, me extrañas que no lo notes, es la nota graciosa e irónica de las teorías reformadas al respecto.

Nathan Anderson Joel Torres Sin duda nadie escribe desde la neutralidad, aun así creo que “el dia del Señor” en 1 Tes 4:13-18 se refiere a la segunda venida de Cristo. La “gran tribulación” o “días de retribución” si se refieren a eventos que se cumplieron según las palabras de Jesús en su generación, ósea con la destrucción del templo en 70 d.C.

Ahora en cuanto a la “La señal del Hijo del hombre aparecerá en el cielo” (Mat 24:30ª NVI) no cual es la relación con el dia del Señor (esa frase no aparece en Mat 24) pero puedo darte mi interpretación del pasaje.

El texto literalmente dice que aparecerá “la señal del Hijo del hombre en el cielo” que yo interpretaría como la señal de que Jesús esta sentado en su trono en el cielo, que Cristo fue victorioso y ha sido vindicado por el Padre. Basicamente lo que vemos en Daniel 7:13-14 que no esta hablando de su segunda venida (va hacia en Anciano de Dias que esta en el cielo, esta hablando de su ascensión)

Y esa señal es Jesus viniendo en las nubes del cielo, que es una frase que encontramos en el AT usado en referencia a juicios temporales de Dios:

Is 19:1 Oráculo sobre Egipto: “El SEÑOR va montado sobre una nube veloz y llega a Egipto. Se estremecen los ídolos de Egipto ante Su presencia, Y el corazón de los Egipcios se derrite dentro de ellos.

Ademas vemos que claramente los que verían esta señal serian los mismos que mataron a Jesus:

“los que lo traspasaron” Ap 1:7

Y el mismo Sanedrin que lo condeno: Mt 26:64 Jesús le dijo*: Tú mismo lo has dicho; sin embargo, os digo que desde ahora veréis AL HIJO DEL HOMBRE SENTADO A LA DIESTRA DEL PODER, y VINIENDO SOBRE LAS NUBES DEL CIELO.

Y asi se cumplio.

Ahora si quieres agregar un elemento un poco mas literal también es posible que estos hombres tuvieron una revelación de Jesus antes de morir Sentado en Gloria a la diestra del Padre. Obviamente ahí estamos yendo mas alla de lo que dice el texto pero sabemos que Esteban experimento algo asi antes de morir (He 7:55)

Pero en resumen la “señal del hijo del hombre en el cielo” es Jesus glorificado a la diestra del Padre mientras que sus enemigos judíos (las tribus de la tierra se refiere a esa generación judía que rechazo a Cristo) siendo jugado a mano de los Romanos.

Joel Torres Bueno Nathan, como te dije una vez, dichos acontecimientos que mencionas, no pudieron haber cumplido el 70 d.C., por varias razones. En AT, el día de YHVH es claramente distinguido de los juicios históricos temporales de Dios. Jeremías 30:7 señala: “¡Ah, cuán grande es aquel día! tanto, que no hay otro semejante a él; tiempo de angustia para Jacob; pero de ella será librado.” Daniel al igual que Jeremías se refirió a dicho día: “En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces; pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro.” (12:1). Y Jesús no puede ser más claro, respecto la universalidad y peculiaridad de este día que de acuerdo no solo a su peculiaridad, sino a los eventos que trae paralelos, aun sigue siendo futuro, por eso Jesús también añade: “…porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá.” (Mt. 24:21). Así, las características de este día, claramente al leer el texto no son simplemente temporales o locales en una región escondida de Israel, es una acontecimiento universal que afecta a todos los habitantes de la tierra y que no solo tiene que ver con Israel (Jacob) y su disciplina y salvación aquí día, sino también, en contra de las naciones como la antesala a su reino literal, lo cual esto último, lo distingue aun más, de los juicios temporales y locales de Dios. El apóstol Juan se suma a este concepto de juicio final, diciendo que será la hora donde Dios probará al mundo entero (Apo. 3:10). Y no es casualidad que añada en dicho versículo que la iglesia será guardada “de” (ek) la hora de la prueba que vendrá sobre “todo el mundo”. No dice Juan que la iglesia será guardada (tereo) “durante” la tribulación, sino, sacada fuera de tales juicios divinos.

Ahora, tú agregas que tal referencias en Mateo 24.30 es equivalente a que Cristo está sentado en su trono en el cielo y que fue victorioso y mencionas a Daniel 7:13-14 como el paralelo. Sin embargo, tanto la mención Mateo 24 y Daniel 7:13, son referencias a la pre-entrada del reino literal de Cristo pues claramente se dice que a él le fue dado domino, gloria y reino (Dan. 7) como Dios asegura en otros pasajes (Isa. 9:6-7; Apo. 19:15). Y esto es lo que no solo también Mateo 25 señala (25:31-24), sino también, “casi” todos los profetas como el preámbulo a la entrada del reino terrenal futuro de Cristo (milenio), tal gobierno, tal regencia universal y sus condiciones no solo jamás se ha visto ni posterior a la cruz, ni mucho menos después del año 70 d.C, sino que también, son las características del reino de Cristo observadas en el texto, como un acontecimiento seguido a su segunda venida, un tiempo en que el gobernará no solo a su pueblo, sino también a las naciones (algunas referencias que puedes corroborar Sal. 2:8; 22:27,28;46:6,10; 47:3,8;67:4;72:11,17; Isa. 2:4;11:12;42:1,6;52:10,15;55:4;60:3;61:11; 66:18; Jer. 3:17; 4:2; 33:9; Eze. 36:23; 38:23; 39:7; Jl. 2:19; Miq. 4:2;4:3; Zac. 8:22,23; 9:10; 14:16,19; Mal. 3:12). Por supuesto, la única manera de tergiversar todas estas referencias es alegorizar dichas referencias, sin embargo, el texto es llano en señalar que después de la segunda venida o el día de YHVH, vendrá el reino de Cristo y la restauración de Israel en las que participaran las naciones que sobrevivieren como señala claramente Zacarías 14:16 entre otros.

Por otro lado, las Escrituras distinguen entre “la diestra de Dios”, y el trono de Cristo en la tierra: el trono de David, así, él está sentado hoy “a la diestra” de Dios, pero, en su segunda venida se sentará en el trono de David, que es el trono terrenal de Cristo de acuerdo al pacto dividido confirmado y ratificado no solo en el AT, sino también en el NT, tal hecho es constantemente ignorado por la escuela reformada. Tal trono, es el trono de Su reino literal davídico terrenal (2 Sam. 7; Isa. 9:6s; Lc. 1:32; Apo. 19-20). Dicho en otras palabras, el orden de tales eventos desde el AT, es juicio (tribulación) y restauración. O sea, tribulación (juicios escatológicos), segunda venida y reino. Esta es la tesis constante de los profetas. Cuando Jesús explica su venida en Mateo 24, dice lo mismo, haciendo mención de a lo menos, cuatro elementos escatológicos que el AT revela. Los acontecimientos cósmicos, la misma tribulación que es el marco del tercer elemento: su segunda venida y la reunión de los escogidos judíos de Dios (cf. Jer. 31:1ss; Eze. 36-37). Ahora, tú dices que esa señal de Cristo en el cielo, es equivalente a que él está sentado en su trono, pero el contexto mismo del pasaje te está diciendo que es la señal de su venida (“viendo en las nubes…” 24:30), y el orden no puede ser más claro, pues dicha venida es inmediatamente después de la tribulación de aquellos días (Mt. 24:30). Así, el reino que se menciona en el AT no solo está distante del supuesto milenio amilenarista (y también, posmilenarista), es casi una ofensa a lo que el AT, como el NT señala es el reino milenial terrenal de Cristo. Solo por mencionar un ejemplo, Sal. 67:4 señala: “Alégrense y gócense las naciones, Porque juzgarás los pueblos con equidad, Y pastorearás las naciones en la tierra.” Tal verdad escritural acerca del reino milenial terrenal del Señor jamás ha ocurrido, ni lo estamos viviendo aun.

Ahora, añades que tal frase (“viniendo en la nubes”), es un referencia a juicios temporales de Dios, y citas Is 19:1. Por supuesto que hay juicios temporales de Dios sobre las naciones, de manera temporal, y también sobre Judá (586-605 a.C.) e Israel (722 a.C.), pero el juicio mencionado por Jesús en Mateo como ya mencioné, no solo es universalmente diferente, sino que además, da paso al reino literal de Cristo y a la restauración de Israel (cf. Jer. 31:14; Isa. 24-25). Ahora, cuando citas Apocalipsis 1:7 “los que lo traspasaron”, estás aludiendo justamente a la venida de Cristo, pero, a la segunda venida, tal referencia recuerda a Zacarías 14:10 en relación a Israel, y a la vez, a las naciones. Y esto, como la antesala al reino literal de Cristo como puedes claramente leer en Zacarías 13 y 14, por eso, después de increíble versículo 12 de Zacarías 14, vez la restauración de la nación de Israel, pero también, desde Zacarías 14:16ss las naciones “sobrevinientes” al día de YHVH siendo pastoreadas literalmente en la tierra por el Señor, y referencias a este escenario, en el AT, especialmente en los profetas, está lleno. Tal hecho, o tales hechos, jamás han ocurrido. Ni posteriormente a los hechos de la cruz, ni mucho menos después del 70. Por supuesto, ya sé: “es que en la iglesia se está cumpliendo…”, lo cual sigue la necesaria alegorización de la escuela reformada para sostener su sistema. Finalmente mencionas Mateo 26:64, sin embargo, tal referencia es una alusión típica del pretérito retórico hebreo (heterosis verbal), por otro lado, el hecho de que algunos mártires como esteban vieron al Señor a la diestra de Dios, donde él está en este momento, no quiere decir que el segundo hecho se cumplió, eso es no comprender otro elemento hermenéutico reiterativo del AT, el escorzo profético; por supuesto, tal frase aun está por cumplirse, y esto, en su segunda venida. No puedes señalar que tal hecho ocurrió el 70, a menos, que su venida allá sino “espiritual”. Y bueno, frente a ello, no hay hermenéutica que resista. Saludos Nathan.

 

Nathan Anderson Insisto, muestrame donde Mat 24 usa la frase “dia del Señor”, asumes que la “gran tribulación” se refiere a ese periodo pero donde esta la evidencia.

En cuanto a la idea que la gran tribulación tiene que ser justo antes de la segunda venida porque se describe como un evento “cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá” no me parece necesario ya que la Biblia usa este lenguaje de varios eventos en el AT que claramento ya son pasados, por ejemplo:

Hablando de la decima plaga en Egipto Dios dice: Ex 11:6 ‘Y habrá gran clamor en toda la tierra de Egipto, como nunca antes lo ha habido y como nunca más lo habrá.

Ezequiel profetizando sobre la destrucción de Jerusalén a mano de los Babilonios dice: Ez 5:9 ‘Y haré en ti lo que no he hecho y lo que no volveré a hacer jamás a causa de todas tus abominaciones.

Por otro lado sin duda el juicio contra esa generación por asesinar a Cristo era un juicio singular en la historia de la humanidad por lo grave que fue su crimen. (Mat 27:25; 1Ts 2:14c-16 )

Yo no estoy alegorizando

**** las Escrituras distinguen entre “la diestra de Dios”, y el trono de Cristo en la tierra: el trono de David, así, él está sentado hoy “a la diestra” de Dios, pero, en su segunda venida se sentará en el trono de David****

Según Hechos 2:25-36 Jesús ya esta sentado en el trono de David a la diestra de Dios Padre. Ese es el punto, David no ascendió al cielo, Cristo si, y esta reinando desde el cielo hasta que todos sus enemigos sean un estrado para sus pies.

Hch 2:34 “Porque David no ascendió a los cielos, pero él mismo dice: ‘DIJO EL SEÑOR A MI SEÑOR: “SIENTATE A MI DIESTRA, 35 HASTA QUE PONGA A TUS ENEMIGOS POR ESTRADO DE TUS PIES.”‘ 36 “Sepa, pues, con certeza toda la casa de Israel, que a este Jesús a quien ustedes crucificaron, Dios Lo ha hecho Señor y Cristo (el Mesías).”

Como pueden saber con certeza de que Jesus ha sido hecho Señor y Cristo? (ojo que esta hablando en el sentido presente). Porque Cristo ascendió al cielo y asumió el trono de David, y desde ahí gobierna sobre las naciones a través de su cuerpo que es la iglesia.

Ahora en algo si estamos de acuerdo, no hemos visto aun la plenitud de ese reinado terrenal. Los dos creemos en un futuro periodo de bendición para el pueblo de Dios sobre la tierra, la diferencia es que tu crees que Jesus tiene que estar físicamente en el planeta reinando desde Jerusalen para que eso ocurra, yo creo que estará reinando desde el cielo por medio de su iglesia “hasta que todos sus enemigos sean un estrado para sus pies”.

Entonces estoy de acuerdo contigo cuando dices que por ejemplo “Sal. 67:4 señala: “Alégrense y gócense las naciones, Porque juzgarás los pueblos con equidad, Y pastorearás las naciones en la tierra.” Aun no ha ocurrido. Tienes razón, es por eso que te animo a estudiar el Posmilenialismo porque no creemos que esto es simplemente una realidad espiritual sino que creemos que Jesus reinara de esta manera sobre las naciones a través de su Palabra y su pueblo (a diferencia de los Amilenialistas). Lo mismo con pasajes como Salmo 73; 110; Isa 2:1-4; 65…

Joel Torres Haber Nathan, vamos por parte. Primero, la frase el “día del Señor”, dices tú, no aparece en Mateo 24, sí, pero ello no representa ningún problema, porque las características mencionadas son parte de dicho día y las evidencias se encuentran en la mayoría de los profetas que mencionan tal acontecimiento y tal día de manera literal. Dicho de otro modo, la escritura explica a la escritura, y la evidencia es abrumadora; así, de los juicios en torno al día de YHVH, juicios que incluyen la tribulación que menciona Jesús, y Juan explica desde el capítulo 6 de Apocalipsis (que no es un libro recapitulativo) donde claramente se señala que tal día está en desarrollo (Apo. 6:1) puedes corroborar los siguientes pasajes (Sal. 9:19; 10:16; 33:10; 59:5,8; 66:7; 79:6; 110:6; Isa. 13:4; 33:3; 34:2; 60:2; 46:28; Eze. 30:3; 39:21; Jl. 3:2,9,11,12; Abd. 1:15; Miq. 5:15; Sof. 2:11; 3:8; Hag. 2:7,22; Zac. 1:15; 2:11; 12:3,9; 14:2,3), y a continuación a este hecho, seguido: la restauración de la nación de Israel con las naciones claramente en, por ejemplo, las siguientes referencias (Sal. 2:8ss; 22:27,28;46:6,10; 47:3,8;67:4;72:11,17;82:8;86:9;96:10;102:15;117:1;126:2; Isa. 2:4;11:12;42:1,6;52:10,15;55:4;60:3;61:11; 66:18; Jer. 3:17; 4:2; 33:9; Eze. 36:23; 38:23; 39:7; Jl. 2:19; Miq. 4:2;4:3; Zac. 8:22,23; 9:10; 14:16,19; Mal. 3:12.”). Todas estas referencias subrayan el hecho de que ese día (día de YHVH), es grande, que no hay otro semejante a él; que será un tiempo de angustia para Jacob; pero también, que en tal día, Israel de ella será librado y restaurado (Jer. 30:7), nada de ello ocurrió posterior al 70, pues en tal día habrá gran tribulación, la cual no la ha habido desde “el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá.” Mt. 24:21 (60 d.C.). Asumiendo que has leído todas las referencias que he dado, y dejando a la escritura hablar por ella misma, podrás constatar que cuando Daniel 12:1 señala que “En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces; pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo…” no está hablando la deportación siria, babilónica, el holocausto, o Tito y los ejércitos romanos el 70. Nada de ello encaja con todo el testimonio del AT, y aun, del NT respecto este gran día que Pablo describe también a los tesalonicenses, quienes posteriormente a los hechos de la cruz, pensaban estaban viviendo dicho día, aclarándoles Pablo que ellos no estaban en tinieblas para que tal día les sorprendiera (1 Tes. 5:1-5s), y aun más, que tal día ellos no experimentarían tales juicios porque Pablo les enseñó a esperar a Cristo y “nuestra reunión” con él (arrebatamiento 2 Tes. 2:1ss); no es casual que en la primera epístola haya escrito que ellos debían esperar desde los cielos, al Señor quien los libra (y nos librará) de la ira venidera. Y, en el contexto de este día, la ira venidera tiene relación al día de YHVH, a la tribulación, como Juan deja ver en Apo. 6:16 y 17, donde los moradores de la tierra están aterrorizados porque el día de la ira, la ira del Cordero, la ira de Dios, el día de YHVH ha llegado, y ellos (los incrédulos) lo están experimentando.

Segundo, tu tratas de equiparar juicios temporales y locales con el día de YHVH, que es no solo un juicio escatológico, sino también universal. Así, mencionas Ex 11:6 que dice que “habrá gran clamor en toda la tierra de Egipto, como nunca antes lo ha habido y como nunca más lo habrá.” Sin embargo, aquí se dice que habrá un clamor en toda la tierra de Egipto, versus, Dios airado contra todas las naciones (Isa. 34:2), versus, Dios reuniendo a todas las naciones en un lugar literal de juicio: el valle de Josafat (Jl. 3:2; Isa. 13:4s): Versus, Dios castigando a las naciones (Eze. 30:3; Sal. 59:5). Juzgando a las naciones (Sal. 9:19), versus Dios airado contra las naciones (Isa. 34:2). Así, tal día, es claramente relacionado con el castigo de Dios sobre las naciones como señala Ezequiel 30:3: “Porque cerca está el día, cerca está el día de Jehová; día de nublado, día de castigo de las naciones será” Mateo 24, señala lo mismo que señala los profetas. Cristo viniendo con gran poder y gloria, eventos cósmicos literales, el lamento de “todas las tribus de la tierra” viendo al Hijo del hombre viniendo; y además, naciones siendo juzgadas (Mt. 25:31ss). Aun, la frase los “moradores de la tierra” que Juan menciona en apocalipsis como aquellos que experimentarán los juicios de la gran tribulación, el día de YHVH, Isaías también lo menciona como juicios de este día, y juicios universales. Y no sé porque realmente ignoras todas estas referencias que son clarísimas. Isaías, por ejemplo, y bajo el marco de estos juicios universales y escatológicos señala:

Isa 24:1-4 He aquí que Jehová vacía la tierra y la desnuda, y trastorna su faz, y hace esparcir a sus moradores.

Isa 24:3 La tierra será enteramente vaciada, y completamente saqueada; porque Jehová ha pronunciado esta palabra.

Isa 24:4 Se destruyó, cayó la tierra; enfermó, cayó el mundo; enfermaron los altos pueblos de la tierra

Y es “curioso”, en este contexto, se mencionan también, los mismo eventos cósmicos que mencionan los profetas, y el mismo Señor en Mateo 24, así Isaías señala: “Acontecerá en aquel día, que Jehová castigará al ejército de los cielos en lo alto, y a los reyes de la tierra sobre la tierra. Y serán amontonados como se amontona a los encarcelados en mazmorra, y en prisión quedarán encerrados, y serán castigados después de muchos días. La luna se avergonzará, y el sol se confundirá, cuando Jehová de los ejércitos reine en el monte de Sion y en Jerusalén, y delante de sus ancianos sea glorioso.” (Isa. 24:21-23).

Todas estas referencias y otras más (Isa. 46:28; Eze. 30:3; 39:21; Jl. 3:2,9,11,12; Abd. 1:15; Miq. 5:15; Sof. 2:11; 3:8; Hag. 2:7,22; Zac. 1:15; 2:11; 12:3,9; 14:2,3), son paralelas a los juicios mencionados por Juan desde Apocalipsis capítulo 6 en adelante, donde justamente los “moradores de la tierra” exclaman a los montes: “Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero; porque el gran día de su ira ha llegado; ¿y quién podrá sostenerse en pie?” (Apo. 6:16-17).

Por otro lado, todos los profetas en orden. O sea, los pre exílicos, los exílicos, y los post exílicos, hablan de este acontecimientos, post el cautiverio de los 70 años. Por eso Malaquías, hablando tipológicamente de Juan el Bautista, aun señala que Dios envía al profeta Elías, antes que venga el día de YHVH. ¿Cuál día? Añade: “…el grande y terrible”, lo que de acuerdo a todas estas referencias mencionadas, es la ante sala de la segunda venida de Cristo y su reino.-

Sigue…

Joel Torres Finalmente señalas que no estás, alegorizando perfecto. No te condeno por eso. Pero al parecer distingues a la derecha de Dios, del trono de David pero añades: que “Según Hechos 2:25-36 Jesús ya está sentado en el trono de David a la diestra de Dios Padre. Ese es el punto, David no ascendió al cielo, Cristo si, y esta reinando desde el cielo hasta que todos sus enemigos sean un estrado para sus pies.” Claramente aquí lees si distinguir algunas cosas.Y de hecho, señalas que el trono de David está a la derecha de Dios, lo cual no dice el texto. Primero, Pedro está mencionando una serie de profecías que está aludiendo, no solo porque tiene en frente a una audiencia judía (con excepción de 2:5-11), no está diciendo, porque ejemplo que tales eventos cósmicos ocurrieron aquel día. ¿Cómo lo sabes? Porque todas las referencias veterotestamentarias, y aun, las que aparecen en el NT acerca del día de YHVH, ponen dicho día, como futuro, y como la antesala a su segunda venida y posterior reino literal donde entre otras cosas, Daniel señala Cristo establecerá la justicia perdurable: cuestión que desde el primer siglo jamás ha ocurrido. Así también, cuando Pedro cita los Salmos 110 como argumentos de la resurrección de Cristo profetizada, el énfasis no está dado por el cumplimiento cabal de dicha profecía, sino porque realmente ante los ojos de aquellos judíos, Dios realmente había cumplido Su palabra resucitando a Su Hijo. Por eso, en Hechos 2:29. 30 y 31 el énfasis de Pedro, no es el reino, sino Su resurrección y su posterior ascensión a la diestra de Dios (Hec. 2:35). ¿Cómo sabemos que él no está reinando desde el trono de David? Primera respuesta. Porque el NT jamás equipara a la diestra de Dios, con el trono terrenal de Cristo, Y segundo, porque de acuerdo a la profecía que Pedro citó (Salmos 110). Cristo por supuesto, está hoy a la diestra de Dios como lo dice muchas veces el NT, pero además de ello, dice que está esperando “hasta”, que sus enemigos sean estrado de sus pies. Tal hecho no ha acontecido aun. Por eso el adverbio allí. Esto está en concordancia con este salmo que ve a Cristo entronado en el cielo a la diestra de Dios, pero también, y en especial, dominando desde Sion con la vara de Su poder (110:2), en un tiempo en que Su pueblo se le ofrecerá voluntariamente (en vista del cumplimiento cabal del nuevo pacto), y en el que Cristo, quebrantará a los reyes con justicia, y juzgará a las naciones con su poder. Lo mismo que dicen los profetas, los salmos, y además, Juan, cuando describe a Cristo en el cumplimiento cabal y aun futuro, de lo que mencionan las profecías: “De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso.” (19:15). ¿Ocurrió esto en el 70? ¿Está ocurriendo ahora? ¿Las naciones están siendo regidas por la vara de hierro de Cristo? Por supuesto, que no. A menos claro está, que se tomen todas estas referencias, y se alegoricen diciendo que no, se están cumpliendo en la iglesia.

No sé porque insistes en señalar que no alegorizas, si señalas: “Como pueden saber con certeza de que Jesus ha sido hecho Señor y Cristo? (ojo que esta hablando en el sentido presente). Porque Cristo ascendió al cielo y asumió el trono de David, y desde ahí gobierna sobre las naciones a través de su cuerpo que es la iglesia” y añades: “…yo creo que estará reinando desde el cielo por medio de su iglesia “hasta que todos sus enemigos sean un estrado para sus pies”.

Mi respuesta a esta declaración es sencilla. Todas las referencias mencionadas (que fueron muchas) dejan ver un reino literal de Cristo, con Cristo reinando desde Sion como señala el Salmo 2 en heterosis verbal (“he puesto en Sion”), el 22, (27-31), el 72:1-11; el 89 (26-37), el 96, 97:8, 99:1-2s, el 102:13-21 y por supuesto, el 110:1 que describe y revela el reino espiritual de Cristo desde el cielo, el 110:2-3 el reino literal de Cristo en la tierra, y el 110:5-6 los aspectos judiciales del reino terrenal de Cristo. Este es el punto estimado, —entre otras cosas— no veo lo que tu vez, porque el texto bíblico no lo dice.

Sin duda, estamos de acuerdo en varias cosas, y apenas salga el libro del posmilenarismo de Kerigma, no dudes que lo leeré y también, lo comentaré. Pero, no me convencen los argumentos de una tribulación el año 70. Como el hecho de que Cristo está ahora reinando desde el cielo. No me mal entiendas, sí creo que Cristo está reinando hoy (Mt. 6:33), pero dicho reinado es espiritual, diferente al que los profetas describen será un reino literal, terrenal y desde Sion, cuando por fin el Señor pondrá fin al pecado, expiará la iniquidad, y traerá la justicia perdurable (Dan. 9:24). Todo esto, como la ante sala al reino eterno. Ninguna de estas cosas las veo en la teoría católica del milenio, tal cual, es la postura reformada. Saludos Nathan.

Nathan Anderson Joel Torres Despues de leer los pasajes que mencionas no veo un hilo conductor entre ellos, son varios asi que no voy a comentar sobe todos, la mayoría simplemente son afirmaciones que Dios juzga a las naciones ¿que cristiano tendría problema con eso? Y de hecho varios eran referencias claras a juicios temporales:

 

Isa 13:4 tiene que ver con el juicio de Babilonia que fue llevado a cabo por el imperio Medo Persa.

Eze 30:3 es una descripción de la destrucción de Egipto a mano de los Caldeos.

Eze 39:21 (38-39) Esta hablando de una batalla que ya paso despues del exilio (o realmente crees que en el futuro van a pelear a caballo con espadas, arcos y flechas?)

Isa 60 es un pasaje extremadamente Postmilenial

Isa 60:2 Porque tinieblas cubrirán la tierra Y densa oscuridad los pueblos. Pero sobre ti amanecerá el SEÑOR, Y sobre ti aparecerá Su gloria.

Isa 60:3 Y acudirán las naciones a tu luz, Y los reyes al resplandor de tu amanecer.

al igual que Sal 110:6

Psa 2:8 ‘Pídeme, y Te daré las naciones como herencia Tuya, Y como posesión Tuya los confines de la tierra.

Es las naciones siendo entregadas al Hijo por el poder de su resurrección, y es bajo esa autoridad, la iglesia sale a las naciones para cumplir la gran comisión.

y bueno citaste mas pasajes Posmileniales Sal 22:27,28;46:6,10, 47:3,8;67:4;72:11,17;82:8;86:9;96:10;102:15;117:1;126:2…

En cuanto a la restauración de Israel debo recordarte el los interpretes Posmileniales hablaban de la restauración de Israel mucho antes que Darby inventara el Dispensacionalismo en el siglo 19. Es cosa de leer a Cotton Matther, Jonathan Edwards… la misma Confesion de Fe de Westminster. Ahora la diferencia es que no dividimos el pueblo de Dios en dos, Israel entra a la familia de Dios como parte de la iglesia pero Israel étnico si es parte de ese gran avivamiento en los días postreros.

En cuanto a Dan 12 si tu única evidencia para decir que esta hablando del fin es que es el lenguaje “cual nunca fue desde que hubo gente” repito lo anterior, el AT habla así en varias ocasiones de Juicios temporales.

De hecho Ezequiel dijo algo asi sobre la destruccion de Jerusalen a manos de los Babilonios:

Ez 5:9 ‘Y haré en ti lo que no he hecho y lo que no volveré a hacer jamás a causa de todas tus abominaciones.

Y después que paso? Fue destruido denuevo por los Romanos de 70 d.C

Si quieres insistir en un literalismo con ese lenguaje tienes un problema.

***señalas que el trono de David está a la derecha de Dios, lo cual no dice el texto.***

El argumento de Pedro es que David no ascendió al cielo en gloria, David no esta sentado sobre el trono, Jesús si. Sino cual es el punto de enfatizar que Jesús YA ha sido hecho Señor y Mesías y David no. El punto de Pedro es que Jesús ya había recibido esa autoridad suprema y por esa razón debían arrepentirse.

*** ¿Cómo sabemos que él no está reinando desde el trono de David? Primera respuesta. Porque el NT jamás equipara a la diestra de Dios, con el trono terrenal de Cristo***

Estas asumiendo lo que debes probar, todo el Nuevo Testamento declara que Jesús ya esta reinando, tu asumes que tiene que haber un trono terrenal de modo a priori.

*** Y segundo, porque de acuerdo a la profecía que Pedro citó (Salmos 110). Cristo por supuesto, está hoy a la diestra de Dios como lo dice muchas veces el NT, pero además de ello, dice que está esperando “hasta”, que sus enemigos sean estrado de sus pies. Tal hecho no ha acontecido aun***

Exacto esta esperando en el cielo que su Iglesia cumpla la misión que Cristo les encomendó, Discipular a las naciones por el poder del evangelio, así es como sus enemigos se están volviendo un estrado para sus pies. Si el esta sentado ahí “hasta que” sus enemigos son derrotados entonces no puede ser el instrumento directo de esa destrucción cierto? Porque según tu modelo Jesús llega y destruye sus enemigos en la segunda venida de manera directa. Según nuestro entendimiento Jesús solo vuelve cuando sus enemigos ya son derrotados, cumpliendo las palabras de Sal 110.la única excepción a esto lo vemos en 1 Cor 15:23-28. Jesús volverá a derrotar al ultimo enemigo, la muerte.

 

No estas lejos del Reino… 😀

 

Saludos Joel

 

Joel Torres Nathan, de verdad no me es una molestia tener este ping-pong contigo, porque sé que defiendes tus convicciones y lo haces con argumentos y por sobre todo, con respeto. Y eso es bueno, porque el debate en sí no es malo, por el contrario, cuando se conservan estos principios es provechoso. Ahora, solo algunas cosas para responder tu última réplica. Que no veas el hilo conductor de dichos pasajes, uno lo puede entender. Pero, vuelvo a leer los mismos argumentos aquí. Estamos de acuerdo que hay juicios divinos temporales, y aun locales. Sin duda, pero aun dejas aun lado el juicio del día de YHVH, que al observar todas las referencias dadas en las Escrituras, no dejan lugar a dudas que aún no ha ocurrido, y esto, no solo porque dichos juicios son universales, sino que además, son los acontecimientos previos a la segunda venida y al establecimiento del reino. Ahora, algunos comentarios a las referencias que refutas. Primero, sí, Isaías 13:4 tiene que ver con el juicio a Babilonia, pero, no solamente habla de juicio a ellos. Como es típico en el pensamiento hebreo que es circular, Isaías también hace mención del día de YHVH, y las referencias dadas en 13:6 al 13, son a la luz de los detalles bélicos, cósmicos y de juicios, una referencia evidente al día de YHVH. Tal hecho es confirmado por todos los otros pasajes que dejan ver las mismas características de juicios en relación al día de YHVH. Y esto es más notable aun, Mateo 24, como el 25, así también Marcos 13 y Lucas 21 revelan los mismos hechos: juicios de la gran tribulación, la segunda venida de Cristo y el establecimiento del reino literal terrenal. Como te dije, no hay nada extraño en esto, de hecho, Joel es uno de los ejemplos más claros en el AT de esta manera de abordar el texto. Esto es, haciendo menciones históricas, y sobre la marcha referencias escatológicas. Ahora, el juicio a Babilonia mencionado en Isaías 13, —como he señalado— en el texto mismo, deja ver por escorzo aspectos del día escatológico y futuro del día de YHVH. Así, las siguientes referencias contextuales y, a la luz de todos los pasajes paralelos, no deja lugar a dudas que son referencias escatológicas del juicio del gran día de YHVH.

 

  1. Referencia al día de YHVH: Isa 13:6 Aullad, porque cerca está el día de Jehová; vendrá como asolamiento del Todopoderoso.
  2. Referencias al terror de aquel día: Isa 13:7-8 Por tanto, toda mano se debilitará, y desfallecerá todo corazón de hombre, y se llenarán de terror; angustias y dolores se apoderarán de ellos; tendrán dolores como mujer de parto; se asombrará cada cual al mirar a su compañero; sus rostros, rostros de llamas.
  3. Descripción del terrible día YHVH, características consensuales entre los profetas no de un día temporal, sino, del día de YHVH: Isa 13:9 He aquí el día de Jehová viene, terrible, y de indignación y ardor de ira, para convertir la tierra en soledad, y raer de ella a sus pecadores.
  4. Descripciones objetivas, de los eventos cósmicos que tanto los profetas, como el propio Señor refiere, como acontecimientos previos a la segunda venida: Isa 13:10 Por lo cual las estrellas de los cielos y sus luceros no darán su luz; y el sol se oscurecerá al nacer, y la luna no dará su resplandor. Isa 13:13 Porque haré estremecer los cielos, y la tierra se moverá de su lugar, en la indignación de Jehová de los ejércitos, y en el día del ardor de su ira.
  5. Referencias concretas y explicativas de que el juicio, no es a Babilonia, ni local, sino universal, de allí el uso de términos como “mundo”, “estremecer la tierra”; Isa 13:11 Y castigaré al mundo por su maldad, y a los impíos por su iniquidad; y haré que cese la arrogancia de los soberbios, y abatiré la altivez de los fuertes. Y añade: Isa 13:13 Porque haré estremecer los cielos, y la tierra se moverá de su lugar, en la indignación de Jehová de los ejércitos, y en el día del ardor de su ira.

 

Nota nuevamente, “…en el día del ardor de Su ira”; todas estas referencias están de acuerdo con las otras escrituras en el hecho que son referencias objetivas del día de YHVH. No es extraño entonces, que el versículo 19, vuelva a referirse a Babilonia, porque esta manera de “escribir”, es propia de la retórica hebrea en el AT.

El caso de Ezequiel 30:3, que incluye los dos primeros versículos, dices tú, se refiere a la destrucción de Egipto por manos de los caldeos. Sin embargo, nuevamente aquí, ignoras primero, que tales referencias son propias del ¡aquel día!, ¿cuál día? El mismo texto lo dice: “el día de YHVH”, ¿Sobre Egipto? No, dice el versículo 3, el día de YHVH, que será un día de nublado — como lo subrayan todos los profetas y aun el Señor— nota, “día de castigo de las naciones”, frase que se reitera no solo en el AT, sino también, en el NT, como una referencia a los juicios del día de YHVH, esto es, la segunda venida. Puedo comprender que digas que no vez las conexiones porque es difícil desprenderse de la escuela a la que te adhieres, lo cual como en todos estos casos, requiere de una conversión que no todos están dispuestos a pagar, pero aquello, no elimina el hecho objetivo de que estas referencias están en concordancia abrumadora con el día de YHVH. Además, y esto es más técnico, el versículo 4 la vav (“y”) consecutiva, hace las veces de conjunción temática. Lo mismo que en Isaías 13:19 (“Y Babilonia…” [וְהָיְתָ֤ה]).

 

Sigue….

 

Joel Torres En cuanto a lo que dices de que si creo que (Eze 39:21) en el futuro van a pelear a caballo con espadas, arcos y flechas. Bueno, solo comentarte que es otro argumento ridículo que le escuché a Josef Urban de lo que supuestamente quienes somos premilenaristas creemos. En realidad, este tipo de argumentos dejan ver los mitos que se creen al respecto. No creo que tú lo estés tomando en serio, pero, solo para algún incauto que ande sobrevolando por ahí todavía en estos toscos argumentos como el de las estrellas de Mateo 24. Los profetas nos remiten a hechos futuros, de acuerdo a los conceptos propios de su época. Y por supuesto, ello no quita el hecho de la inminencia de tales juicios futuros. En cuanto a Isaías 60, dices, “es un pasaje extremadamente Postmilenial”, error estimado. Es un pasaje que revela claramente las glorias del reino mesiánico, posterior a la segunda venida, y las menciones que haces de Isa 60:2, 3, justamente, son todas referencias al reino milenial de Cristo, de acuerdo a todas las referencias que el propio AT revela. Es más, siguen el patrón constante del AT.

  1. Juicios divinos (día de YHVH) Isa. 60:2
  2. Restauración (reino mesiánico terrenal) Isa. 60:3

Así, como también:

  1. Juicios divinos (día de YHVH) Isa. 61:2; 24:1-23; 66:15-18; Sal. 2:4-5
  2. Restauración (reino mesiánico terrenal) Isa. 61:2b-4; 25:1-12; 66:19-24; Sal. 2:8-9, 10-12

Este patrón es mencionado en AT constantemente. Ahora, finalmente dices tomando en cuenta los versículos anteriores que: “Es las naciones siendo entregadas al Hijo por el poder de su resurrección, y es bajo esa autoridad, la iglesia sale a las naciones para cumplir la gran comisión.” Claramente aquí, nuevamente te vez obligado a “espiritualizar”, porque todas estas profecías tienen su cumplimiento en la segunda venida, no en Su resurrección. Dos argumentos más en este sentido. Todos los versículos que tu asumes como posmileniales (no sé como llegas a decir aquello) son todos referencias al reino glorioso de Cristo en la tierra, el reino milenial, donde se observa:

  1. A Cristo gobernándolas hasta los confines de la tierra (Sal. 2:8), ¿ocurrió esto después de la resurrección? ¿Está ocurriendo hoy? No, nada, jamás, por el contrario. Vemos lo que el mismo Señor dijo, una lucha de poderes entre las naciones (Lc. 21:24; 22:25).
  2. A Cristo gobernando, no a los gentiles y los judíos, sino a todos. Así, hasta los reyes de la tierra, los jueces de la tierra, quienes en conjunto están sirviendo a Cristo (Sal. 2:10-12). ¿Están entonces los jueces de toda la tierra sirviendo a Cristo hoy? ¿Están los reyes de toda la tierra dando honor hoy a Cristo? Ya sé, sí, claro: esto se cumple en la iglesia = espiritualización.
  3. A Cristo gobernando las naciones con equidad (Sal. 67:4). ¿Están alegres las naciones porque él está justamente gobernando con equidad? ¿Está Cristo hoy, pastoreando a las naciones? Ya sé, esto se cumple en la iglesia = espiritualización.
  4. A Cristo viniendo los confines de la tierra, esto es, “todas las familias de la tierra”, y él rigiéndolas a todas, literalmente: “rigiendo a las naciones”; ¿Ocurrió esto después de la resurrección de Cristo? ¿Están hoy las familias de la tierra obedeciendo a Cristo hoy? Ya sé. Sí, es que esto se está cumpliendo en la iglesia, que reemplazó a Israel, sí, claro.
  5. A Cristo siendo adorado por todas las naciones que sobrevivieron al día de YHVH. Que, de hecho, año tras años estarán yendo a Jerusalén a adorar a Cristo, y a “…celebrar la fiesta de los tabernáculos.” (Zac. 14:16). ¿Están las naciones hoy, después del día de YHVH, viniendo año tras año a adorar a Cristo en Jerusalén?

La única manera de evadir todas estas referencias (y muchas otras más), es justamente, espiritualizando todas estas referencias. Sin embargo, dicha ruta es totalmente inconsistente con el lenguaje llano de la profecía, y la intención de los profetas que vislumbran el reino mesiánico milenial de Cristo de manera única. ¿Oberbamos entonces hoy, el reino mesiánico descrito por los profetas y el NT sentado en el trono de David? ¿Qué dice el NT? Sí, el Nuevo Testamento corrobora el idealismo alegórico milenial reformado, de la siguiente manera:

Durante los hechos de la cruz

  1. Satanás entró en Judas y le influyó a traicionar a Cristo (Lc. 22:3; Jn. 13:27 ).
  2. Satanás trató de zarandear a Pedro como el trigo (Lc. 22:31).

Posterior a la resurrección y ascensión de Cristo

  1. Satanás llenó el corazón de Ananías y Safira (Hec. 5:3).
  2. Satanás envió un mensajero para abofetear al Apóstol Pablo (2 Cor. 12:7).
  3. Satanás frustró a Pablo de viajar a Tesalónica (1 Tes. 2:18).
  4. Satanás sigue arrebatando la Palabra de Dios de oyentes incrédulos (Mt. 13:19; Lc. 8:12 ).
  5. Satanás hoy, tiene a los incrédulos bajo su dominio (Hec. 26:18).
  6. Satanás hoy, sigue tentando a los creyentes (1 Cor. 7:5).
  7. Satanás hoy, sigue tomando ventaja de los creyentes (2 Cor. 2:11).
  8. Satanás hoy, ciega las mentes de los incrédulos (2 Cor. 4:4).
  9. Satanás, sigue engañando (o trata) a los creyentes como lo hizo con Eva (2 Cor. 11:3).
  10. Satanás se disfraza hoy de ángel de luz (2 Cor. 11:14).
  11. Satanás mantiene hoy, esclavos a los incrédulos a vivir como lo hacen (Efe. 2:2).
  12. Satanás trata de engañar a los creyentes en la batalla en contra de ellos (Efe. 6:11-12).
  13. Satanás engaña constantemente hoy, a los incrédulos (2 Tim. 2:26).
  14. Satanás mantiene hoy a los incrédulos cautivos para hacer su voluntad (2 Tim. 2:26).
  15. Satanás hoy, anda al acecho como león rugiente, buscando a quien devorar (1 Ped. 5:8).
  16. Satanás hoy, es Él es el padre de los que practican el pecado (1 Jn. 3:8-10).
  17. Satanás, en la época de la tribulación, seguirá engañando a los que moran sobre la tierra (Apo. 13:14; 18:23; 19:20).

Sigue….

Joel Torres Ya sé, es que Satanás está atado, con una cadena bastante larga. Sin embargo, todos estos hechos están hoy ocurriendo, porque el NT enseña claramente que Satanás no solo está hoy activo más que nunca, sino también, porque él es el “…dios de este mundo” (2 Cor. 4:4). Tal escenario por supuesto, no impide la obra de Dios hoy, quien es el único que sigue trayendo salvación a los incrédulos por medio del evangelio, haciendo que les resplandezca la luz de Cristo (2 Cor. 4:6s). Este hecho, es muy diferente al reino milenial descrito por todos los profetas y Juan, donde Satanás será finalmente atado, y esto, no solo atado, sino también, arrojado al abismo y además, sellado bajo dicho abismo, nota por favor, el propósito: “….para que ya no engañe más a las naciones” (Apo. 20:3), y esto, por un tiempo de mil años, justamente, el tiempo donde se cumple todo lo que los profetas enseñan es el reino terrenal de Cristo. Como sé que te cuesta ver todo esto, puedo entender dicha tensión, sin embargo, las Escrituras son brutalmente coherentes en este sentido, y Juan y apocalipsis nada tienen que ver con un pasaje oscuro y un libro lleno de simbolismo: quien esgrime aquello, revela simplemente que no ha dejado de imponer sus ideas al texto bíblico, como claramente el ala reformada ha hecho, producto de las metástasis escatológicas de la iglesia católica. En consecuencia, esa acusación del “literalismo extremo” que, de hecho, le he escuchado a Sugel Michelén, y a otros teólogos mayormente amilenaristas profesamos quienes somos “premilenaristas” revelan simplemente la desesperación por mantener un esquema insostenible bíblicamente hablando. Por último, en cuanto al reino de Cristo al presente, no he dicho que no lo esté haciendo, pero, una cosa es su reino espiritual, y la otra, su reino literal mesiánico terrenal. Son dos cosas diferentes, y al no entenderlo, sigues mezclando las referencias sobre ello. Pedro, y su énfasis en Hechos al citar Salmos 16, es la resurrección de Cristo. De allí las frases: “…porque no dejarás mi alma en el Hades…”, “…viéndolo antes, habló de su resurrección…”, “…a este Jesús, resucitó Dios…”, todo esto vino a corroborar la mesianidad legítima de Cristo, por eso Pedro pone el acento más bien en la resurrección de Cristo, que en los aspectos mesiánicos mileniales de la profecía. Así, interpretar que debido que Jesús fue exaltado a la diestra de Dios (Hec. 2:33), como paralelo al trono de David, es además de eiségesis, no comprender algo que es propio en el NT; el comienzo del cumplimiento de las profecías mesiánicas; esto quiere decir que Dios es fiel, y ha cumplido su promesa en Cristo, esto, es una prueba de que todo lo demás referido a Cristo, se cumplirá como él lo ha prometido, lo cual incluye el reino futuro de Cristo. Por eso, en salmos 2, 16 como 110, podemos ver la cronología eterna del reino de Cristo, el versículo 1, su reino espiritual presente, pero, los versículos 2 y 3, la realidad literal del reino literal de Cristo en la tierra. Esto es tan evidente en las escrituras, que Isaías por ejemplo, señala: “Isa. 9:6 Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.” ¿Se cumplió esto realmente al pie de la letra? Por supuesto, tal cual lo dijo el Señor. Pero, pon atención al versículo que está a continuación: “lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite, sobre el trono de David y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia desde ahora y para siempre. El celo de Jehová de los ejércitos hará esto.” ¿Se cumplió esto después de la resurrección de Cristo? ¿Es a la diestra de Dios, el equivalente al trono de David? ¿Será que el versículo 6, debe interpretarse literalmente, pero claro, el versículo 7 hay que alegorizarlo? ¿Se trasladó el trono de David terrenal, al cielo? Más notable es lo que además Lucas 1:39 señala, corroborando aún más, la profecía veterotestamentario respecto el reino literal de Cristo en la tierra, el milenio: “Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre; y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.” (Lc. 1:32-33). Nuevamente el texto subraya —y en el NT— que Dios, no el premilenarismo, o el dispensacionalismo, le dará a Cristo el trono, la casa, y el reino de David, y esto, para que Cristo reine sobre la casa de Jacob, esto es, sobre Israel, para siempre en un reino que no tendrá fin en el que también las naciones serán pastoreadas. Sin duda, el NT hace mención del reino presente de Cristo, muchas veces, pero también habla del reino literal terrenal de Cristo sobre el trono de David, para entre otras cosas, y en palabras del propio Señor que curioso, vislumbra sentarse en su trono de gloria (el trono de David) en la regeneración (milenio) en el que también los doce estarán sentados para juzgar a las doce tribus de Israel (Mt. 19:28). Bueno Nathan, me parece bien que defiendas tus convicciones. Pero en fin querido. Paz!

 

Nathan Anderson Asi es hermano, es bueno tener debate provechoso especialmente sobre estos temas que no son tan sencillos.

Ahora en cuanto a tu respuesta creo que sale a luz una de las diferencias mas importantes en nuestro modo de interpretar las Escrituras. Por un lado reconoces que ciertos Pasajes como Isaias 13 están hablando de eventos que ya ocurrieron desde nuestra perspectiva pero eran futuras para los primeros oyentes. Por otro lado el texto suena universal en su cumplimiento pero sabemos que en la historia fue especifico y limitado. Tu manera de explicar esa tensión parece ser decir que el texto esta hablando de dos cosas, un juicio temporal y el juicio final, o que el texto tiene un doble cumplimento.

Por otro lado cuando yo veo el texto y entiendo el cumplimento temporal histórico reconozco que ese lenguaje es apocalíptico, no tiene doble cumplimiento, tiene un cumplimiento. Por lo tanto cuando veo lenguaje similar por ejemplo en Mat 24 o Apocalipsis aplico los mismos principios de interpretación. Por lo tanto no niego la realidad de un futuro dia del Señor pero reconozco que todos los pasajes que usan ese lenguaje Apocalíptico no necesariamente están hablando de ese día.

El problema mas grande con tu solución de doble cumplimiento es que no es gobernada por reglas de interpretación que puedan limitar el uso del método. En otras palabras cuando empezamos con el juego del doble cumplimiento podemos terminar en cualquier parte. Cualquier texto puede tener un doble cumplimiento, La profecía sobre Jesús naciendo en Belén ya ocurrió pero quien sabe quizás tiene un doble cumplimiento? Jesús dijo que Juan el Bautista era el Elias que había de venir pero quien sabe quizás tiene un doble cumplimiento (en realidad supongo que su interpretación de Apoc 11 los obliga a llegar a esa conclusión). Ahora si reconozco que hay ciertos pasajes que tuvieron un doble cumplimiento pero eso lo sabemos por la misma Escritura no por nuestra propia especulación sobre el futuro.

***En cuanto a lo que dices de que si creo que (Eze 39:21) en el futuro van a pelear a caballo con espadas, arcos y flechas. Bueno, solo comentarte que es otro argumento ridículo que le escuché a Josef Urban de lo que supuestamente quienes somos premilenarista creemos. En realidad, este tipo de argumentos, en realidad deja ver los mitos que se creen al respeto.***

 

Si no me equivoco creo que Charles Ryrie entre otros argumentaba que las espadas arcos y flechas en Eze 38-39 tenían que ser literal para sostener la hermenéutica dispensacionalista. Son tensiones internas en cuanto a la interpretación literalista que tienen ustedes al igual que las langostas de Apoc 9 (son demonios o helicópteros?) o la misma pregunta que te hice sobre los angeles que van a los cuatro vientos a buscar los elegidos (Mat 24), si se los llevan en el aire con sus maletas Jerusalen. Claro quisas puedes decir que sigues la hermenéutica literal hasta que se pone absurdo y ahí optas por una interpretación mas simbolico (por ejemplo de remplazar espadas por armas modernas) pero ahí cada uno define la línea de lo absurdo entonces a mi parecer se vuelve bastante subjetivo.

 

Nathan Anderson
***En cuanto a Isaías 60, dices, “es un pasaje extremadamente Postmilenial”, error estimado. Es un pasaje que revela claramente las glorias del reino mesiánico, posterior a la segunda venida***

Otra vez este tipo de respuesta simplemente demuestra que aun no entiendes nuestra postura Posmilenial. CREEMOS EN UN FUTURO REINO GLORIOSO. CREEMOS EN UNA FUTURA ERA DORADA donde todas las promesas que vemos en Salmo 22; 72; 110; Isa 2; 60 ect… se cumplen.

La diferencia es que creemos que durante ese periodo Cristo estará reinando desde el cielo, no veo mención de una segunda venida en Isa 60, solo que el Mesias estará reinando (y nosotros creemos que esta reinando hoy)

***“Es las naciones siendo entregadas al Hijo por el poder de su resurrección, y es bajo esa autoridad, la iglesia sale a las naciones para cumplir la gran comisión.” Claramente aquí, nuevamente te vez obligado a “espitrualzar”, porque todas estas profecías, tienen su cumplimiento en la segunda venida, no en Su resurrección.***

Bueno aquí tu problema no es conmigo sino con la interpretación de Pablo de Salmo 2.

Hch 13:33 Dios la ha cumplido a nuestros hijos al resucitar a Jesús, como también está escrito en el Salmo segundo: ‘HIJO MIO ERES TU; YO TE HE ENGENDRADO HOY.’

Según Pablo Sal 2:7 se cumplio cuando Jesus fue resucitado de los muertos…. El ser engendrado habla de la posición de autoridad que Cristo recibió como consecuencia de su resurrección de los muertos.

como consecuencia el padre le dice en el próximo versículo “’Pídeme, y Te daré las naciones como herencia Tuya, Y como posesión Tuya los confines de la tierra.” Sal 2:8

Muy paralelo con lo que encontramos en la gran comisión:

Mat 28:18b-19a …Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra. ID, PUES, y haced discípulos de todas las naciones…

Jesus no dijo que toda autoridad se le será dada en la segunda venida sino que ya se le había dado y por tanto, por esa razón, bajo esa autoridad, ahora sus discípulos salen a las naciones.

A menos que quieres fabricar un paréntesis de miles de años entre Salmo 2:7 y 8 no veo como evitar la interpretación que acabo de entregar y esta demás señalar que en el texto no vemos nada sobre un paréntesis.

Nathan Anderson

***A Cristo gobernándolas hasta los confines de la tierra (Sal. 2:8), ¿ocurrió esto después de la resurrección? ¿Está ocurriendo hoy? No, nada, jamás, por el contrario. Vemos lo que el mismo Señor dijo, una lucha de poderes entre las naciones (Lc. 21:24; 22:25).***

Aquí es donde tenemos una diferencia en cuanto a la naturaleza del Reino, como llega y avanza. Para ti al parecer el reino llega de la noche a la mañana, Cristo vuelve y establece su reino en un dia determinado y listo.

Pero Cristo dijo que su reino no era asi. La imagen que el uso era el de una semilla de mostaza, que empieza pequeño pero crece hasta ser un gran árbol y las aves encuentran su descansó ahí. Las naciones ya han sido entregadas a Cristo pero el proceso de recibir esa herencia es lento, pero el reino de Dios avanza dia tras dia.

***¿Están entonces los jueces de toda la tierra sirviendo a Cristo? ¿Están los reyes de toda la tierra dando honor hoy a Cristo?***

Todavía no pero algún dia, eventualmente, inevitablemente no harán porque Cristo esta a la diestra del Padre hoy esperando que todos sus enemigos sean hecho un estrado para sus pies.

Heb 10:12-13 pero El, habiendo ofrecido un solo sacrificio por los pecados para siempre, SE SENTO A LA DIESTRA DE DIOS, esperando de ahí en adelante HASTA QUE SUS ENEMIGOS SEAN PUESTOS POR ESTRADO DE SUS PIES.

***La única manera de evadir todas estas referencias (y muchas otras más), es justamente, espiritualizando todas estas referencias.***

Nose como llegas a la conclusión que estoy espiritualizando, los dos afirmamos que Cristo estará reinando durante ese periodo (aunque yo afirmo que también reina hoy) la diferencia principal es donde ubicamos su trono, tu lo vez en la tierra mientras yo digo que esta en el cielo y que Cristo no volverá hasta el fin de ese milenio.

***Ya sé, es que satanás está atado, con una cadena, bastante larga.***

En realidad ese punto no es gran tema para la interpretación Posmilenial ya que algunos interpretes como Jonathan Edwards y otros veian el cumplimiento de Apoc 20 como aun futuro. Basicamente en Apoc 19 vemos la victoria del evangelio en el mundo y en el 20 esa era dorada de bendición. En lo personal si creo en la interpretación Amilenial de Apoc 20 pero desde la perspectiva Posmilenial las dos sirven entonces no es un punto de mayor importancia.

Nathan Anderson
***quien esgrime aquello, revela simplemente que no ha dejado de imponer sus ideas al texto bíblico, como claramente el ala reformada ha hecho, producto de las metástasis escatológicas de la iglesia católica.***

Honestamente eso de intentar desprestigiar una perspectiva porque coincide con la iglesia católica me parece bastante débil como argumento. ¿ahora debemos abandonar la doctrina trinitaria porque coincide con la iglesia Catolica?

Mas encima es un argumento que puede ser usado en contra tu propio bando ya que muchos le atribuyen a Francisco de Ribera (un monje jesuita del siglo 16) como inventor de la postura futurista del libro de Apocalpsis que forma una parte importante de tu interpretación Dispensacional. Justamente lo creó para contrarrestar la interpretación de los reformadores que afirmaban que el papado era Anticristo.

¿Ahora vas a dejar de ser futurista porque lo invento un jesuita Catolico anti reforma? No lo creo.

*** Por último, en cuanto al reino de Cristo al presente, no he dicho que no lo esté haciendo, pero, una cosa es su reino espiritual, y la otra, su reino literal mesiánico terrenal. Son dos cosas diferentes***

Muéstrame desde el texto Biblico donde se diferencian eso dos Reinos, a menos que quieres seguir el error de los primeros Dispensacionalistas y decir que el Reino de los Cielos y el Reino de Dios son dos cosas distintas nose como justificas esa separación desde el texto, el reino de Dios es uno solo y la diferencia entre el reino actual y su manifestación futura es de medida, no de naturaleza.

***Así, interpretar que debido que Jesús fue exaltado a la diestra de Dios (Hec. 2:33), como paralelo al trono de David, es además de eiségesis, no comprender algo que es propio en el NT;***

otra vez, tu tienes un concepto según tu sistema escatológico de cómo DEBE ser el trono de David, eres tu el que esta importando ese concepto al texto en vez de permitir que el Apostol haga su argumento.

***Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite, sobre el trono de David y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia desde ahora y para siempre. El celo de Jehová de los ejércitos hará esto.” ¿Se cumplió esto después de la resurrección de Cristo? ¿Es a la diestra de Dios, el equivalente al trono de David? ¿Será que le versículo 6, debe interpretarse literalmente, pero claro, el versículo 7 hay que alegorizarlo?***

Claro que se empezó a cumplir (recuerda el reino es como una semilla de mostaza)

Porque insistes en acusar de alegorización cuando digo que Jesús esta sentado sobre el trono de David en el cielo a la diestra del Padre? No entiendo cual es el punto ahí, acaso el trono tiene que ser de madera? Fierro? El trono no puede estar en el cielo? No se cual exactamente es tu objeción aparte del hecho que simplemente no cuadra con el cumplimiento que te habías imaginado.

Y otras vez tu sistema teológico te obliga a insertar un tremendo paréntesis entre Isa 9:6 y 7, donde esta ese paréntesis de 2000+ años???? Realmente hay que preguntar quien esta interpretando las mismas palabras del texto y quien esta importando sus propias ideas y obligando el texto a decir cosas que no están ahí.

Creo que a estas alturas ya vamos por el libro😅

 

bendiciones Joel

Joel Torres Y sí, y de dos tomos. Bueno, haber si mañana te respondo, tengo algunos problemas con mi internet. Saludos estimado 🙂

Joel Torres Bueno Nathan querido, estos son mis últimos comentarios, en vista que prácticamente estoy dándote los mismo argumentos, y aunque tus replicas son buenas, el punto es el mismo, y no tiene mucho sentido dar vueltas en círculos. Mis últimos comentarios entonces.

En cuanto a tu referencia de Isaías 13, y del “doble cumplimiento”, te explico de nuevo. Es habitual en le AT y en la retórica de los profetas referir hechos en escorzo. Esto es, teniendo cumplimiento inmediato, y otro, futuro, aun escatológico. Isaías 9:6 y 7, es un ejemplo que te he dado. El versículo 6 vislumbra acontecimiento cumplido en la primera venida de Cristo literalmente, y el versículo 7, describe los acontecimientos relativos a su segunda venida. Esto mismo se ve por ejemplo, en Isaías 61, donde aún se contempla la primera venida de Cristo, como el año de la buena voluntad, para predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel; a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová (Isa. 61:1-2ª), pero, sobre la marcha, y abruptamente el texto señala “… y el día de venganza del Dios nuestro…” (61:2b), ¿día de venganza de nuestro Dios? Tal referencia a la luz de todas las referencias que he mencionado, tienen relación al día de YHVH. Pero, aun mas, Isaías vislumbra en su escorzo profético no solo la primera y la segunda venida sin considerar el valle de separación, además, menciona los aspectos mesiánicos restaurativos del reino, del comienzo del reino con relación a Israel, así, y seguido: “…a consolar a todos los enlutados…”, y sigue: “…a ordenar que a los afligidos de Sion se les dé gloria en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado; y serán llamados árboles de justicia, plantío de Jehová, para gloria suya” (Isa. 61:3), y sigue describiendo las características de dicho reino terrenal: “Reedificarán las ruinas antiguas, y levantarán los asolamientos primeros, y restaurarán las ciudades arruinadas, los escombros de muchas generaciones.” (61:4). Ahora tú dices: “Tu manera de explicar esa tensión parece ser decir que el texto está hablando de dos cosas, un juicio temporal y el juicio final, o que el texto tiene un doble cumplimento.” No querido, no es mi manera de explicar el texto, es lo que la escritura señala. Así señalas que vez solo un cumplimento, sin embargo, el texto claramente está haciendo mención a acontecimientos por un lado, (en el caso de Isaías 13), temporales y locales, pero a la vez, a aspectos escatológicos relativos al día de YHVH, que el AT distingue claramente de los juicios locales, como he mencionado con abrumadora evidencia. Tu problema entonces, es no considerar que tales referencias apocalípticas sí apuntan a ese día, porque tales referencias son la manera en que los profetas describen consensualmente le día de YHVH, aun Mateo 24 lo dice, y sigues afirmando que no necesariamente tienen que ver con ese día cuando el mismo Señor explica dichas características como la antesala a Su venida y la entrada al reino milenial como lo hace en Mateo 25. Ahora, como no vez lo anterior, aseguras que la cuestión del doble cumplimiento es algo “incontrolable”, cuando desde el comienzo de he dado argumentos basados hasta aquí, en tres principios hermenéuticos que aun la escuela reformada admite (pero que no aplica), como:

  1. La doble referencia de acuerdo a la retórica del pensamiento circular habitual de los profetas, conocido también en la literatura especializada, como perspectiva profética, o escorzos proféticos.
  2. El aspecto gramatical verbal retórico de la heterosis verbal, o los “perfectos retóricos” que aún se observan en el NT, como salmos 2, donde el salmista vislumbra hechos futuros que aún no se cumplen, como actos ya realizados: «Así, yo [YHVH] he puesto mi rey sobre Sion». Sin embargo, Cristo aún no está en Sion, bajo los aspectos descritos en este salmo mesiánico. Pero, tal hecho ocurrirá, tal cual señala esta profecía. Argumentos proféticos que describe hechos aun no ocurridos, como realizados, como parte de la certeza profética. El uso de la heterosis verbal en salmos como el mencionado, es brutalmente increíble respecto los cumplimientos futuros, lo cual incluyen no solo el normal uso del qal, sino también las estructuras causativas como el hifil, y el piel, que no solo subrayan, sino que por sobre todo se usan en el texto hebreo para destacar la certeza de tales promesas divinas. En el NT, como es propio de los escritores que escriben en griego, pero tienen el acervo retórico hebreo, se ve varias veces lo mismo, así, como en Lucas 10:18 cuando Jesús dijo: “Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo…”
  3. La escritura interpreta a la escritura. Ejemplo de esto, te he dado ya muchísimo.

 

En consecuencia, el doble cumplimiento no es un juego relativo que no sabemos dónde va a parar. Creo que no comprendes que tales principios hermenéuticos no son autónomos, ni mucho menos, nos llevan a cualquier parte. Esto me lleva a los segundo ligado, a tu impresión respecto la interpretación literal. La profecías de Belén (Mip. 5:2) se ha cumplido literalmente como señala Mateo 2:6, no sé donde más se puede cumplir, dime tu. El caso de Elías, claramente tiene aspectos tipológicos (otro principio hermenéutico). Así, cuando Malaquías 4:5 señala que “He aquí, yo [YHVH] os envío el profeta Elías, antes que venga el día de Jehová, grande y terrible” está incluyendo un par de cuestiones que implican algunos aspectos hermenéuticos de orden tipológicos. Primero, se menciona claramente y en concordancia a todos los profetas (mayores y menores) que viene un día grande y terrible, que Malaquías llama, el día de YHVH. Sin embargo, antes que este día venga, debe venir primero Elías, y aunque el propio Juan el Bautista señaló que él no era Elías (Jn. 1:21), llega a cumplir la profecía como tipo de Elías en vista de su fuerte y directo ministerio (Mt. 3:4-10), cumpliéndose tipológicamente la primera parte de tal profecía. Como señala Jamieson & Fausset: “En este sentido, Juan el Bautista fue un Elías en espíritu (Luk_1:16-17), pero no el literal Elías. Esto da a entender que Juan, aunque conocía por el anuncio del ángel a su padre que se hacía referencia a él en Mal_4:5 (Luk_1:17), razón por la que usaba la indumentaria de Elías, no obstante, supo por inspiración que él no llenaba cabalmente todo lo que estaba envuelto en esta profecía; y que hay un cumplimiento más amplio.” En este sentido, esto también incluye varios aspectos tipológicos.

 

  1. Así como Moisés en el v. 4 representa la ley, así Elías representa a los profetas.
  2. Como habrá otro advenimiento final, del Mesías, así también de su precursor Elías; quizás en persona, como en la transfiguración (Mt. 17:3, 11).

 

Joel Torres Los siguientes, por espacio, abajo, en la parte principal…

Joel Torres Es interesante observar que después de la transfiguración, Jesús habló (Mt. 17:11) de la venida de Elías “…para restaurar todas las cosas” como algo todavía futuro, lo cual subraya los aspectos futuros de la profecía de Malaquías en relación, al reino terrenal de Cristo, en donde justamente, Dios restaurará las cosas., Así, —como claramente también explican JF— las palabras “antes que venga el día … terrible de Jehová” de Malaquías muestran que Juan no es el único cumplimiento, ni mucho menos el único indicado profético; porque él vino antes del día de la venida de Cristo “en gracia”, no antes de su venida en terror que aún está en el futuro.

En cuanto a lo que dices de que Ryrie “Si no me equivoco… argumentaba que las espadas arcos y flechas en Eze 38-39 tenían que ser literal para sostener la hermenéutica dispensacionalista” primero, sería bueno que mencionaras el libro, y la pagina en donde él dice aquello. Y segundo, si ello fuera así, Ryrie no es el presidente del pre milenarismo, ni muchos menos, del “dispensacionalismo”, sin embargo, al menos yo, no he leído tales referencias en sus libros, tampoco en su teología sistemática, ni en los autores premilenarista ni dispensacionalistas serios. Sin embargo, aun dejando esto a un lado, creo que no comprendes realmente el quid de la hermenéutica literal, y en este sentido, te remito a la excelente explicación que da el pastor Luis Contreras aquí, que revela que en la interpretación literal, no hay nada subjetivo, ni mucho menos bipolar, como por el contrario la hermenéutica reformdad que recurre y necesita de la alegorización en la profecía, pero que bipolarmente sigue la literalidad en otros asuntos.

En cuanto a lo que dices de que crees en un reino futuro glorioso de Cristo, pero que “La diferencia es que creemos que durante ese periodo Cristo estará reinando desde el cielo…”, sin embargo, las referencias al reino futuro de Cristo, son terrenales, nota nuevamente. “y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra.” (Apo. 5:10), nota la última parte, en donde Juan vislumbra el reino milenial, “EN LA TIERRA” con Cristo. Sal. 67:4 “Alégrense y gócense las naciones, Porque juzgarás los pueblos con equidad, Y pastorearás las naciones EN LA TIERRA.” Tanto el AT (Zac. 14:1ss) como el NT (Mt. 24:30) ven a Cristo descendiendo del cielo y entrando nuevamente en la tierra para desde este escenario de juicios, posar sus pies sobre la tierra, y continuar así, su reino milenial. Jer 33:15 añade también: “En aquellos días y en aquel tiempo haré brotar a David un Renuevo de justicia, y hará juicio y justicia en la tierra.” Tal realidad de Cristo reinando en la tierra, no solo está en concordancia a la profecía relativa al trono de David, sino también, se reitera como el centro es reiterada desde el AT (cf. Sal. 37:9, 34; 46:10). Aprte de las referencias al mesías reinado desde Sion (Sal. 110:2; Jl. 3:16; Amo. 1:2; Miq. 4:7) otras referencias indican lo mismo, y que de hecho he mencionado aquí ya varias veces. Así y como M. O. Sanguineti, lo ordena, no puede ser más claro, nuevamente:

Joel Torres 1. Hechos 3:21 – En su sermón en el pórtico de Salomón, Pedro dice que Jesús debe permanecer en el Cielo “hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas, de que habló Dios por boca de Sus santos profetas que han sido desde tiempo antiguo”. El periodo de restauración del que se habla aquí ocurrirá durante el Milenio, cuando la maldición sea removida parcialmente y la naturaleza sea restaurada (Rom. 8:18-23)

  1. 2 Tesalonicenses 1:7-10 – Pablo dice que cuando Jesús regrese para “dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio”, El también vendrá con el propósito de ser glorificado ante Sus santos. El retorno de Jesús para ser glorificado ante Sus santos y todas las naciones del mundo es uno de los temas persistentes de la profecía del Antiguo Testamento (Isa. 24:23; 52:10,13; 61:3 y Sal. 46:10)
  2. 2 Timoteo 2:12 – Pablo dice “Si sufrimos, también reinaremos con El”.
  3. Apocalipsis 12:5 – Juan ve una visión en la que una mujer vestida con el sol (Israel) da a luz a un hijo varón (Jesús) “…que regirá con vara de hierro a todas las naciones”.
  4. Apocalipsis 19:15-16 – En su descripción del regreso de Jesús a la tierra, Juan dice que El ostenta el título “Rey de reyes y Señor de señores” y Juan dice que El “regirá las naciones con vara de hierro”.
  5. Apocalipsis 20:4,6 – Juan dice que después del regreso de Cristo a la tierra, El reinará con Sus santos (“los que recibieron facultad de juzgar”) por mil años.
  6. Lucas 1:26-38 – Cuando el arcángel Gabriel se le apareció a María, le dijo que ella tendría un hijo llamado Jesús, Quien sería llamado “Hijo del Altísimo”. Luego él añadió tres promesas que aún deben cumplirse: “el Señor Dios Le dará el trono de David su padre; y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y Su reino no tendrá fin”.
  7. Apocalipsis 5:9-10 – Cuando Juan es arrebatado al Cielo y se encuentra a sí mismo de pie ante el trono de Dios (Apocalipsis 4), él escucha a “los cuatro seres vivientes” (criaturas angélicas especiales llamadas serafines en Isaías 6) y a “los veinticuatro ancianos” (probablemente sean representantes de los redimidos) cantando un cántico de alabanza a Jesús. En este cántico ellos dicen que Jesús es un Cordero Digno que ha hecho un reino para Sus redimidos,“y ellos reinarán sobre la tierra”.
  8. Apocalipsis 11:15 – Voces del Cielo hacen una proclamación proléptica en la mitad de la Tribulación: “Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de Su Cristo; y El reinará por los siglos de los siglos”
  9. Apocalipsis 15:3-4 – Al final de la Tribulación, justo antes del derramamiento final de la ira de Dios en la forma de los juicios de las copas, todos los mártires de la Tribulación que están en el Cielo se unen para cantar “el cántico de Moisés… y el cántico del Cordero”. En ese cántico, ellos declaran que el Cordero (Jesús) es “Rey de las naciones” y ellos proclaman que “todas las naciones vendrán y Te adorarán”.
  10. Mateo 19:28 – Jesús dijo que durante “la regeneración”(el mismo tiempo que “el periodo de restauración” referido por Pedro en Hechos 3:21), El se “sentará en el Trono de Su gloria” y los apóstoles se unirán a El para juzgar a las doce tribus de Israel.
  11. Mateo 25:31 – Jesús dijo que cuando El regrese en gloria,“el Hijo del Hombre… se sentará en Su trono de gloria, y serán reunidas delante de él todas las naciones” para ser juzgadas. El trono de Jesús es el trono de David que siempre ha estado ubicado en un solo lugar – en Jerusalén (vea Isaías 9:6-7 y Salmo 122).
  12. Hechos 1:3-6 – Lucas dice que Jesús pasó 40 días enseñando a Sus discípulos acerca del Reino de Dios. Luego, mientras se preparaba para ascender al Cielo, uno de sus discípulos le preguntó: “Señor, ¿restaurarás el reino a Israel en este tiempo?” La pregunta indica que Jesús enseñó que vendría un tiempo cuando el reino sería restaurado a Israel. La respuesta de Jesús a la pregunta indicó la misma cosa. El no reprendió la pregunta. En lugar de eso, El simplemente dijo que no les correspondía a ellos conocer los tiempos y las sazones cuando el reino sería restaurado a Israel.
  13. Apocalipsis 2:26-27 – Jesús dice que El tiene una recompensa especial para cualquier “vencedor” que guarde Sus obras hasta el fin: “Yo le daré autoridad sobre las naciones, y las regirá con vara de hierro”.
  14. Apocalipsis 3:21 – Jesús aclara que los vencedores reinarán juntamente con El: “Al que venciere, le daré que se siente conmigo en Mi trono, así como Yo he vencido, y Me he sentado con Mi Padre en Su trono”. Nuevamente, el trono de Jesús es el trono de David (Lucas 1:32 y Apocalipsis 3:7). El trono de David está en Jerusalén, no en el Cielo (Salmo 122). Jesús actualmente comparte el trono de Su Padre. El no está sentado en Su propio trono y no lo hará hasta que El regrese a esta tierra. Entonces permitirá que los redimidos compartan Su trono con El.

Joel Torres En cuanto al salmos 2:7 y 8, y en relación “a la diestra de Dios”, te dejo con el excelente análisis del Dr. Matt Postiff, a quien conozco personalmente y que de hecho subí en mi blog. Aquí, parte de su notable explicación.

¿Está Cristo Sentado hoy en el trono? Para constatar si las Escrituras enseñan que el reinado de Cristo durante la era de la iglesia está presente hoy, debemos escrutar una serie de textos relacionados con ese reinado para ver si se revela alguna información explícita o pistas sobre su relación con el presente. Tales textos incluyen Hebreos 10:13, 1:13, Sal 110:1s, Mateo 22:44 y 1 Cor. 15:25. Primero Hebreos 10:13. Sin duda es la mejor explicación del Salmo 110:1 en términos de la actividad presente del Señor. En este verso, el autor explica que Jesús se sentó a la diestra de Dios, “esperando desde ese momento hasta que sus enemigos se conviertan en un estrado de sus pies.”[13] La palabra clave es “esperar”, pues explica la acción que Cristo está ahora asumiendo a la diestra de Dios. Su posición (sentado) en Salmo 110:1 (שֵׁ֥ב) se equipara aquí no a reinar, sino a esperar. De acuerdo con BDAG, la palabra significa “permanecer en un lugar o estado y esperar un evento o la llegada de alguien, esperar”. Esto es, tiene el matiz de esperar no solo en términos de tiempo, sino de esperar con la expectativa de recibir alguna cosa. Eso se correlaciona muy bien con la verdad de Lucas 19:11–27, que nos informa que el Señor viaja a un país lejano para recibir un reino y luego regresar. El Señor está esperando el momento en que el Padre determine que los enemigos de Cristo serán subyugados hasta el punto que se cumpla la hora en que Cristo regrese y tome las riendas directas del poder sobre el mundo como rey todopoderoso y perfecto que es. Ahora, Hebreos 1:13 es una cita más directa del Salmo 110:1 (véase también Mt. 22:44; Mr. 12:36; Lc. 20:42–43; Hec. 2:34–35). Una simple lectura de ambos textos indica que el Padre dirige al Hijo a sentarse a Su diestra por un tiempo específico. Ese tiempo de espera termina cuando Dios crea una situación diferente en la que los enemigos del Señor son finalmente Su escabel. Así, la acción de Cristo sentado sugiere una actitud pasiva, no activa. Dicho en otras palabras, el que Cristo esté sentado en estas referencias equivalente a esperar, no a reinar. Esto se aplica a los otros textos que señalan que él está “sentado a la diestra” de Dios, como en Mateo 26:64, Efesios 1:20, Hebreos 1:3, 8:1 y Hebreos 12:2. En apoyo a este punto, observe quién es el agente activo en el texto, es decir, ¿quién precisamente está derrocando a los enemigos? Es el primer Señor del Salmo 110:1, es decir, Dios el Padre. Él es el “Yo” que convertirá a tus enemigos [del Mesías] en estrado de tus pies [los pies del Mesías]. 1 Cor. 15:25 es otro texto crucial con respecto a la pregunta de si Cristo está hoy reinando. Nuevamente viene a la mente el Salmo 110:1 con su lenguaje teológico acerca de poner a los enemigos bajo los pies del Mesías. Esto ha provocado que algunos intérpretes lleguen a la conclusión de que este texto —con énfasis en el reinado de Cristo— deba correlacionarse exactamente con el Salmo 110:1. Pero esto confunde un par de puntos claves[14]. Para ver esto, primero debemos resaltar las diferencias textuales de los versos. Observa los pronombres:

Ver imagen…

En el Salmo 110:1, el Padre es el actor que somete a los enemigos de Cristo y los pone bajo el escabel en nombre de Su Hijo. En 1 Cor. 15:25, Cristo es el actor que pone a sus propios enemigos bajo sus propios pies. Podemos explicar esto de dos maneras. O bien, hay dos fases de la subyugación de los enemigos de Cristo, con el Padre llevando a cabo primero la subyugación de tales enemigos y el Hijo haciéndolo después. Prefiero el siguiente entendimiento: el Salmo 110:1 es una referencia a la presente edad donde Cristo está hoy sentado. Por el contrario, la segunda opción interpretativa cree que el Padre está ahora subyugando a los enemigos a través de la obra del Hijo. Esto último sin embargo, requiere ver la primera parte del Salmo 110:1 como cumpliéndose ahora (“siéntate a mi diestra”), y la segunda parte (“hasta que ponga a tus enemigos”) como teniendo su cumplimiento cabal en el reino milenario. Sin embargo, en ninguna de las dos inferencias anteriores, el estado presente de Cristo “sentado” (a la diestra de Dios) se equipara a un reino presente. El contexto del Salmo 110:1 es claro que es Dios el Padre que habla al Señor de David, es decir, al Mesías. La identificación del sujeto de la oración puede no ser tan obvia en 1 Cor. 15:25 debido a todos los pronombres en el verso anterior y el mismo versículo 25. Pero, al rastrear cuidadosamente los pronombres obtenemos lo siguiente:

Ocultar o reportar

Joel Torres 1 Cor. 15:24 — Luego vendrá el fin, cuando el [Mesías] entregue el reino al Dios Padre después de destruir todo dominio y toda autoridad y poder.

1 Cor. 15:25— porque él [el Mesías] debe reinar hasta que él [el Mesías] haya puesto a todos sus enemigos [del Mesías] bajo sus pies [los del Mesías].

Esto nos lleva al segundo punto clave, la cronología general del pasaje de 1 Corintios 15. El relato paulino revela que Cristo está actualmente sentado y esperando, no así, reinando. Mientras está sentado, en algún momento, el Padre someterá a todos los enemigos del Mesías a quienes Él confinará para que esto de lugar al comienzo del Reino mesiánico. Esta subyugación se producirá al final de la Tribulación. El Mesías se levantará de Su posición actual (“sentado a la diestra de Dios”), y recibirá la investidura del reino del Padre, y vendrá —en el acto— a la tierra para reinar sobre ella. Más tarde, (después de muchos días) él entregará el reino al Padre. Esta secuencia de eventos se ajusta a 1 Cor. 15:23-25. En el versículo 23, se menciona la venida de Cristo. El versículo 24 se dice: “luego vendrá el fin”, lo que sugiere el paso de una cantidad notable de tiempo, un milenio para ser precisos. En ese momento, Él entregará el reino al Padre, momento en el cual ha puesto fin a todo gobierno y poderes hostiles. El versículo 25 es explicativo, pues comienza con la palabra “para” (griego: γὰρ), lo que indica que este verso explica algo del anterior. Cristo pone fin a todo dominio, autoridad y poder porque el plan predeterminado de Dios es que debe destruir a todos sus enemigos, incluso al enemigo final, la muerte.

Frente a lo anterior, existe una objeción al respecto, la cual señala que el Padre ya habrá subyugado a dichos enemigos, así: ¿Cómo es que Cristo debe hacerlo de nuevo? La respuesta a esta objeción es realmente sencilla, y es que Dios establece el escenario inicial para el reino. Pero a lo largo de más de mil años, varias formas de oposición podrían surgir en un mundo donde los pecadores todavía están presentes como se menciona en los pasajes de Isaías que observamos (Isa. 11:1ss). Todos los enemigos sin duda deben ser subyugados en todo el mundo y en una instancia definitiva y ordenada antes de que el Hijo devuelva el reino al Padre. Por lo tanto, dicha situación ocurre: la inicial, la del Padre a corto plazo y, la de Cristo a largo plazo, esto es, en Su reino milenial sobre las naciones de la tierra.

En resumen, el Salmo 110:1 destaca el estado presente de espera de Cristo a la diestra de Dios. 1 Cor. 15:25 destaca el reinado activo de Cristo, que no se caracteriza por la idea pasiva de estar sentado, sino más bien subrayando la idea de reinar. En consecuencia, estos textos no deben armonizarse apresuradamente para sugerir que el estar sentado a la diestra de Dios es igual a reinar.

Joel Torres Ahora, y esto quizás como un paréntesis. Cuando dices que la relación de la escatología reformada con la católica es un argumento bastante débil, no querido, no es un argumento, es un antecedente histórico, pues como es sabido y lo remiten algunos autores, los reformadores habiendo dado una lucha notable sobre la justificación pro la fe, fueron flojos en cuanto a la escatología, pues simplemente heredaron dichas nociones de la iglesia católica, el paidobautismo, es un ejemplo concreto de la influencia católica en algunas iglesias reformadas, como pentecostales, así, la adaptación que se hace de ello por ejemplo, en las iglesias presbiterianas basadas en una extensión ficticia del pacto, es tan consistente como la teoría del reemplazo.

Finalmente dices: “Muéstrame desde el texto Biblico donde se diferencian eso dos Reinos, a menos que quieres seguir el error de los primeros Dispensacionalistas y decir que el Reino de los Cielos y el Reino de Dios son dos cosas distintas nose como justificas esa separación desde el texto, el reino de Dios es uno solo y la diferencia entre el reino actual y su manifestación futura es de medida, no de naturaleza.” Bueno, te he menciando un sinfín de versículo que hablan del reino espiritual de Cristo, versus el reino futuro literal terrenal, con una evidencia abrumadora en el AT. Así, y como notablemente explica el Dr. Postiff, el reinado futuro de Cristo se explica en una gran cantidad de textos que indican que el reinado de Cristo es aún futuro. Además de la oración modelo (Mt. 6:10), hay una serie de textos en le NT que hablan de un reinado futuro. Estos incluyen Hechos 14:22; 2 Tim. 4:1, 4:8; Juan 3:5; 2 Pedro 1:11; 1 Cor. 6: 9-10; 1 Cor. 15:50; Gálatas. 5:21; Ef. 5:5. Así, no solo es contraproducente con la exégesis objetiva, sino con la misma realidad suponer que hoy, estamos viviendo el reino de Cristo tal cual se revela en las Escrituras, como un reino glorioso en donde la justicia realmente es el cinto de dicho reino; así, —como añade el Pr. Postiff— una mirara objetiva a la realidad presente en este mundo decadente en el que vivimos, junto con una lectura clara del texto de las Escrituras, indica que estamos justamente en un momento de espera hasta que llegue el reino. De hecho, estamos esperando con Cristo, que está esperando el tiempo dispuesto por el Padre para intervenir en los reinos de este mundo y tomarlos definitivamente. Por supuesto, no fue algo que los discípulos supieron ni aun es algo que nosotros podamos saber hoy, pues el tiempo o las fechas precisas que el Padre ha fijado por medio de Su autoridad solo es algo que pertenece a Él (Hec. 1:6s). Sin embargo, algo sí podemos saber con certeza y es que Dios finalmente restaurará el reino a Israel (Hechos 1:6). Así también, podemos saber con certeza que los santos reinarán con Cristo (Ap. 20:6, 2 Tim. 2:12). Aun más, podemos y debemos orar para que venga el reino (Mt. 6:9s). Pero, no podemos saber el momento de su futura venida. En conclusión, dejando a un lado el reino de Dios en términos de su soberanía omnipotente hoy presente, también hay en las Escrituras (AT y NT) —como hemos observado— un sentido diferente del reino, y es el hecho escritural de que Jesucristo finalmente ejercerá en algún momento en el futuro, tal reino literal y terrenal.

Bueno, sin duda todo esto demuestra como has dicho, que este no es un tema sencillo. Pero, al menos desde mi perspectiva, las Escrituras son tan claras en esto, que ellas finalmente son las que traen por sí misma la luz que necesitamos. Saludos estimado.

Nathan Anderson

***Esto mismo se ve por ejemplo, en Isaías 61, donde aún se contempla la primera venida de Cristo, como el año de la buena voluntad, para predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel; a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová (Isa. 61:1-2ª), pero, sobre la marcha, y abruptamente el texto señala “… y el día de venganza del Dios nuestro…” (61:2b), ¿día de venganza de nuestro Dios? Tal referencia a la luz de todas las referencias que he mencionado, tienen relación al día de YHVH. Pero, aun mas, Isaías vislumbra en su escorzo profético no solo la primera y la segunda venida sin considerar el valle de separación,***

Jesus mismo leyó el texto de Isa 61 en la sinagoga y dijo que se estaba cumpliendo en presencia de los oyentes.

En cuanto al dia de venganza también usa la misma frase en Lukas 21:

Luk 21:20-24 Pero cuando veáis a JERUSALEN RODEADA DE EJERCITOS, sabed entonces que su desolación está cerca. Entonces los que estén en Judea, huyan a los montes, y los que estén en medio de la ciudad, aléjense; y los que estén en los campos, no entren en ella; porque estos son DIAS DE VENGANZA, para que se cumplan todas las cosas que están escritas. ¡Ay de las que estén encinta y de las que estén criando en aquellos días! Porque habrá una gran calamidad sobre la tierra, e ira para ESTE PUEBLO; y caerán a filo de espada, y serán llevados cautivos a todas las naciones; y Jerusalén será hollada por los gentiles, hasta que los tiempos de los gentiles se cumplan.

Esto claramente se cumplió con los ejércitos Romanos de 70 d.C. Hasta Michael Vlach reconoce que esto se cumplió en ese tiempo.

Meter un tremendo paréntesis entre Isa 61:2ª y 2b me parece totalmente arbitrario y innecesario especialmente cuando nuestro mismo Señor dejo claro cuando seria su cumplimiento. Que ESE pueblo que lo escuchaba ESE día recibiría ESA ira y que ocurriría durante ESA generación. Fíjate que dice ‘cuando ustedes ven’… ósea personas presente verían a Jerusalén rodeado por ejércitos.

Cual seria el punto de “huir de los montes” si estamos hablando de un juicio mundial y no uno temporal y especifico?

Mas claro no puede ser el texto. A menos que tienes una tradición que te obliga a reinterpretar las palabras de Cristo.

***llega a cumplir la profecía como tipo de Elías en vista de su fuerte y directo ministerio (Mt. 3:4-10), cumpliéndose tipológicamente la primera parte de tal profecía.***

Pero ahí estas creando la necesidad de otro cumplimiento de manera totalmente arbitraria, Jesús mismo dijo que Juan era el Elías que había de venir, no dijo que Juan era la primera parte del cumplimiento ni que era el cumplimiento tipológico que anticipa el cumplimiento literal, estas son tus propios conceptos que estas importando al texto y contradiciendo las mismas palabras de nuestro Señor que dejo claro que ya se había cumplido en Juan.

Nathan Anderson
***Es interesante observar que después de la transfiguración, Jesús habló (Mt. 17:11) de la venida de Elías “…para restaurar todas las cosas” como algo todavía futuro, lo cual subraya los aspectos futuros de la profecía de Malaquías***

este comentario me parece un caso eisegesis. Literalmente el PROXIMO VERSICULO Jesús dice PERO YO OS DIGO QUE ELIAS YA VINO. Como puedes separar versículo 11 del 12 o asumir que están hablando de dos venidas diferentes de Elías.

Mat 11:13-14 Porque todos los profetas y la ley profetizaron hasta Juan. Y si queréis aceptarlo, él es Elías, el que había de venir.

Jesús no dijo nada de otra venida de Elías, Juan es el Elías que había de venir. Si tu interpretación de Apoc 11 te obliga a no aceptar las palabras de nuestro Señor en este punto quisas debes reconsiderar tu interpretación de Apoc 11.

***En cuanto a lo que dices de que crees en un reino futuro glorioso de Cristo, pero que “La diferencia es que creemos que durante ese periodo Cristo estará reinando desde el cielo…”, sin embargo, las referencias al reino futuro de Cristo, son terrenales, nota nuevamente. “y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra.” (Apo. 5:10)***

Si, dice que EL PUEBLO DE DIOS estará reinando sobre la tierra ahí. No dice nada de Jesus reinando físicamente sobre la tierra. Nosotros somos su cuerpo y sus embajadores. Nada en Apoc 5:10 contradice la interpretación Posmilenial, de hecho la afirma.

***Sal. 67:4 “Alégrense y gócense las naciones, Porque juzgarás los pueblos con equidad, Y pastorearás las naciones EN LA TIERRA.”***

Así es, esas naciones que Jesús pastorea están EN LA TIERRA. No hay nada en ese verso que indica que Jesus estará ahí, solo las naciones, algunas otras traducciones dejan claro ese punto:

Salmos 67:4 (NVI)

Alégrense y canten con júbilo las naciones,
porque tú las gobiernas con rectitud;
¡tú guías a las naciones de la tierra!

Salmos 67:4 (NTV)

Que el mundo entero cante de alegría,
porque tú gobiernas a las naciones con justicia
y guías a los pueblos del mundo.

***Pedro dice que Jesús debe permanecer en el Cielo “hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas, de que habló Dios por boca de Sus santos profetas que han sido desde tiempo antiguo”. El periodo de restauración del que se habla aquí ocurrirá durante el Milenio, cuando la maldición sea removida parcialmente y la naturaleza sea restaurada (Rom. 8:18-23)***

Perfecto yo también creo que eso ocurira durante el Milenio o el futuro tiempo de bendición en la tierra, esa es la visión Posmilenial. Como dice el famoso himno Posmilenial de Isaac Watts “Joy to the World”

‘Que no siga creciendo el pecado y la tristeza
ni que las espinas infecten la tierra
El vino a hacer fluir sus bendiciones
Donde se encuentre la maldición.’

Ahi esta hablando de los efectos de la primera venida.

Como vez lo que estoy diciendo no es nada nuevo, siempre ha sido parte del Posmilenialismo. La diferencia es que nosotros creemos que esto ocurira antes de la segunda venida.

Nathan Anderson

***Juan dice que después del regreso de Cristo a la tierra, El reinará con Sus santos (“los que recibieron facultad de juzgar”) por mil años***

otro ejemplo donde tu tradición esta afectando como lees el texto. Muéstrame en Apoc 20:1-6 donde Juan habla de Jesús volviendo a la tierra. Ve “tronos”, ve “almas”, pero no dice nada sobre la ubicación de esos tronos y almas.

***Mateo 25:31 – Jesús dijo que cuando El regrese en gloria, “el Hijo del Hombre… se sentará en Su trono de gloria, y serán reunidas delante de él todas las naciones” para ser juzgadas. El trono de Jesús es el trono de David que siempre ha estado ubicado en un solo lugar – en Jerusalén (vea Isaías 9:6-7 y Salmo 122).***

Eso habla de su juicio final después del milenio.

***El simplemente dijo que no les correspondía a ellos conocer los tiempos y las sazones cuando el reino sería restaurado a Israel.***

Repito, el Posmilenialismo cree en una futura restauración de Israel étnico en el sentido de que todos van a ser transformado por el evangelio al igual que las otras naciones (según Rom 11). Y de hecho Dios lo va lograr sin matar a 2/3 de los Judíos en la gran tribulación como creen ustedes. De hecho a simple vista consideramos que perspectiva es mas beneficioso para Israel étnico en el futuro, claramente el Posmilenialismo gana.

Obviamente mencionaste muchos puntos individuales pero en mi opinión son solo argumentos que por un lado demuestran una falta de conocimiento en relación a la postura Posmilenial (Obviamente no te condeno por eso ya que hay muy poco material disponible en español al respecto) o por otro lado simplemente asumes cosas que no están en el texto, como la idea que si las naciones están siendo gobernadas por Cristo, el tiene que esta físicamente en la tierra, nada de lo que escribiste nos obliga a llegar a esa conclusión, sin duda encaja con tu perspectiva pero no es algo que encontramos en el texto en si.

Joel Torres Bueno estimado, tu mayor problema es que debes luchar con el texto. Te he dado un sin fin de argumentos, te he mencionado principios hermenéuticos y además, un sin fin de referencias escriturales del reino futuro literal terrenal de Cristo. Ante eso, no hay más argumentos querido. Un abrazo.

Comments

comments

You Might Also Like

Leave a Reply