Blog junio 24, 2019

Toda revolucion necesita aliados

Todo movimiento revolucionario necesita aliados. Generalmente los que se han consagrado a la causa no son suficientes para llevar a cabo los cambios que buscan. Un ejemplo notable de este principio lo hemos visto en la revolución sexual y específicamente la promoción de el estilo de vida LGBTQ (en realidad “los estilos vidas” que representan cada una de esas letras). Según los estudios las personas que se identifican de esa manera son una fracción muy pequeña de la población general pero aun así vemos como avanzan sus intereses en la prensa, el arte, la política… todo a través de aliados poderosos.

 

Por esa razón quizás no fue sorprendente para muchos ver que han encontrado algunos aliados en el mundo evangélico Chileno. Ahora sin duda no estamos hablando de un numero considerable pero suficiente para dejar a muchos con la impresión que el estilo de vida LGBTQ es totalmente compatible con la conciencia religiosa evangélica y que los que aun se oponen a estas practicas no son mas que gente retrograda que les da asquito la idea de dos hombres besándose y usan esa Biblia (que en realidad han leído poco) para justificar sus prejuicios. Y ahí empiezan los argumentos sobre Levítico, Sodoma y Gomorra, Romanos, Griego, Hebreo, Arsenocoites… a esas alturas muchos se empiezan a enredar y piensan ¿’quizás la Biblia no es tan clara como pensábamos en cuanto a estas cosas’? o ¿‘como es posible que personas de buena voluntad mirando los mismos textos pueden llegar a conclusiones tan diferentes’? o ¿‘como es que iglesias evangélicas con nombres históricos, ahora están apoyando la causa LGBTQ’?

 

Creo que la respuesta a esta pregunta en gran parte la encontramos en Romanos capitulo 1, y no me refiero necesariamente a versículos 26 y 27 que son sin duda una parte importante de la conversación Bíblica sobre la homosexualidad. En esta ocasión me refiero mas a lo que encontramos en versículo 32:

Ellos, aunque conocen el decreto de Dios que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también dan su aprobación a los que las practican. (Rom 1:32 NBLH)

 

En este capitulo la homosexualidad no es mencionada simplemente como un pecado mas. Lo encontramos al principio de la lista y es un ejemplo de cómo el desorden en la relación vertical entre creatura y creador (no honrar a Dios como Dios) lleva a un desorden en nuestras relaciones horizontales (abandonar la relación natural entre hombre y mujer). Sin duda esto era solo un ejemplo de muchos pero sirve para mostrar las severas consecuencias sobre la humanidad por su rebelión contra Dios.

 

Lo que resalta el versículo 32 en todo esto es la necesidad de encontrar aprobación en el ser humano caido. Es por eso que Eva le dio del fruto a Adán, siempre hay en el ser humano este deseo de tener un aliado, alguien que apruebe sus acciones, alguien que se ensucie las manos para sentir que no son los únicos. Por eso vemos a personas que quizás nunca han practicado la homosexualidad, defendiendo hasta lo ultimo ese estilo de vida. Es por eso que hoy estas ‘iglesias’ se declaran aliados en este mes del orgullo (a todo esto no existe mayor antítesis al evangelio de Cristo que esa palabra). Es por eso que encontramos esta representación del mundillo liberal cristiano en medio nuestro.

 

Siempre hay personas buscando aprobación para su pecado, y siempre aparecen ‘aliados’ dispuestos a cumplir ese rol. Es lamentable que de esa manera caen bajo la misma condenación y traen deshonra al nombre de Cristo.

Comments

comments

You Might Also Like

Leave a Reply